Celebran en Magdalena Jalisco el 72 Aniversario de la Organización de las Naciones Unidas

Corria el año de 1945 cuando un grupo de paises fundaron la Instituvcion Mundial más ambiciosa e importante que por las ciscunstancias de la época y que la Segunda Guerra Mundial había ocasionado, buscaban afanosamente satisfacer la necesidad más importante en su tiempo, que era la paz. Y me refiero a la creación de la Organización de las Naciones Unidad; cuyos objetivos de su creación  siguen siendo válidos en la actualidad que es mantener la amonía, cooperación y la seguridad internacional, fomentar las relaciones de amistad entre las naciones y promover la justicia, el progreso social, un mejor nivel de vida y los derechos humanos.

 

Sin embargo vemos con enorme tristeza y desesperación como la misma Organización se encuentra en una encrucijada, en momentos que tal vez sean tiempos aín más difíciles que en los de su creación. Después de los acontecimientos políticos y sociales de los tiempos, el consenso por la paz y la seguridad internacionales se han puesto en tela de juicio ante el embate de grandes naciones que aún persisten en inmiscuirse en los asuntos privados de otros países, sin respetar la sobernía que por naturaleza les corresponde. Nos queda aún muy lejos el concepto de tolerancia y solidaridad mundial y colectiva enunciadas en la Declaración de la Cumbre del Milenio de Naciones Unidad del año 2000. Las naciones no han sabido someterse a los acuerdos de índole mundial, donde la prioridad ha sido el sostenimiento y apoyo mediante la cooperación internacional y poniendo en entredicho la eficiencia de este organismo, surgido por la falta de acuerdos y de hoy nuevamente vuelve a manifestarse.

 

Hasta la fecha  se han interpretado de manera unilateral las acciones de algún Estado que realiza amenazas con romper el estado de paz, los otros no se limitan a esperar que la propia ONU busque encontrar una solución pacífica al asunto, si no que deciden emplear fuerza para detener aquellas amenazas, desetimando las acciones de la Organización e inician su ataque o amenazan con empleo de armas de destrucción masiva sin esperar a que se llegue a un acuerdo con el Consejo de Seguridad, reservándose el derecho de actuar de manera amenazante y unilateral.

 

Por otra parte el Consejo General de Seguridad ha sido duramente criticado y acusado de no poder tomar las riendas de la difícil situación política que atraviesa  el mundo.

 

 

Ahora más que nunca es momento para recordar la naturaleza de la Organización de las Naciones Unidas, y realizar un foro donde  los países se reúnan para buscar una solución duradera, basando sus principios en el legado que nos dejo el gran patricio Oaxaqueño Benito Juárez: “Entre los individuos como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.