Mensaje de la Presidenta Fabiola Pulido durante la conmemoración del 211 Aniversario del Natalicio del Licenciado Benito Juárez García

Buenos días

 

Alumnos

Maestros

Padres de Familia

Señoras y Señores

 

Nos hemos reunido hoy en este lugar para juntos conmemorar el 79 Aniversario de la Expropiación Petrolera y el 211 Aniversario del Natalicio de Don Benito Juárez García, dos acontecimientos de gran relevancia que han quedado registrados en los anales de nuestra historia y que han sido determinaciones en la situación actual de nuestro país.

 

Un 18 de marzo de 1938, se produce la apropiación legal del petróleo, que hasta ese momento era explotado por compañías extranjeras. Hoy hace 79 años los mexicanos recibíamos una noticia de las más trascendentes  de la historia: “La expropiación Petrolera”. Este hecho tuvo lugar durante el mandato del Presidente Lázaro Cárdenas del Río, que implico la toma del petróleo mexicano que se encontraba en manos de compañías extranjeras.  

 

Este hecho celebrado por el pueblo mexicano, trajo como consecuencia el quebramiento de las relaciones diplomáticas como algunos países poderosos, como los Piases Bajos, Reino Unido y Estados Unidos; pero despertó en los mexicanos un sentimiento nacionalista de amor a lo nuestro, al unir a miles de personas de todas las clases sociales que apoyaron la cusa, organizando inclusive colectas para cubrir la indemnización  que nuestro gobierno debía pagar a las empresas extranjeras y demostró la capacidad y fuerza de un pueblo unido que estaba cansado de tantas luchas que había traída consigo la Revolución de 1910.

 

Anterior a este acontecimientos en la Sierra de Ixtlán, Oaxaca, nace en un 21 de marzo de 1806, el prócer que siempre tuvo presente sus ideales y sostuvo sus principios fundamentales en el Derecho y la Filosofía. Don Benito Juárez sabía que la Independencia de México no era suficiente para convertirnos en una verdadera Nación, que se necesitaban leyes que tuvieran al ciudadano como principio y fin para ser un país más igualitario, más libre y más justo; fundamentó que la primera obligación de todo gobierno es velar por la plena vigencia del Estado de Derecho, que la razón de ser Estado es garantizar la igualdad de los mexicanos ante la ley, asegurando a todos el ejercicio efectivo de las libertades políticas y económicas y que tenemos que seguir trabajando para que todos los mexicanos tengan acceso efectivo a la igualdad de oportunidades y que toda persona puede ejercer a plenitud sus libertades y derechos fundamentales.

 

Por eso en 1867, a su regreso a la capital, luego de haber derrotado a la invasión extranjera y haber afirmado a la vigencia de La ley de la República, con estas palabras se dirigió al pueblo en general: “Que el pueblo y el Gobierno respeten el derecho de Todos. Entre los individuos como entre las Naciones, el Respeto al Derecho ajeno es la Paz.

 

 

Agradezco la presencia de todos Ustedes y los convoco a que juntos sigamos construyendo el “Municipio del Cambio”, donde la participación de todos es un baluarte para lograr las metas que mi gobierno se ha trazado, impulsando obras de transcendencia, de desarrollo y bienestar. Juntos habremos de lograr que los magdalenenses vivamos con espacios que promuevan la convivencia y bienestar familiar, seguiremos “Trabajando para Todos”.

Responsable de la Publicación:

Jonathan Castro

 

Fecha:

22 de Marzo de 2017